calentamiento oceànico

Un informe sobre el calentamiento oceánico, titulado Explaining ocean warming: Causes, scale, effects and consequences, revela las consecuencias que el aumento de temperatura oceánico tiene sobre los ecosistemas, las especies y los beneficios que los océanos brindan a todos los seres vivos del planeta. En dicho informe se pueden apreciar las pruebas científicas detectables de los efectos del calentamiento global sobre los mares.

“El calentamiento oceánico es uno de los mayores desafíos ocultos de esta generación – y estamos totalmente faltos de preparación para abordarlo,” dice Inger Andersen, Directora General de la UICN. También nos advierte que “La única manera de preservar la fecunda diversidad de la vida marina, y de salvaguardar la protección y los recursos que el océano nos proporciona, es reducir de forma rápida y sustantiva las emisiones de gases de efecto invernadero.”

Importantes ecosistemas marinos están siendo afectados, desde las zonas polares hasta las regiones tropicales, provocando la migración masiva de grupos enteros de especies (medusas, aves marinas, tortugas y plancton) hasta 10 grados de latitud hacia los polos, estimulando la pérdida de áreas de reproducción de especies como las tortugas y las aves marinas, dañando el siclo reproductivo de los mamíferos marinos, según explica el informe.

El calentamiento de los océanos afecta a los ecosistemas marinos en algunas zonas y según el informe, podría afectar la captura pesquera en las zonas tropicales.

En el Océano Índico Occidental y el este de África el calentamiento oceánico ha reducido la población de algunas especies al eliminar parte de los arrecifes de coral de los que dependen y a esto se suman las pérdidas causadas por la sobrepesca. Si los gases de efecto invernadero siguen aumentando al mismo ritmo, en el sudeste asiático la pesca marina podrían disminuir entre un 10% y un 30% en 2050 con respecto a los años 1970 – 2000.

Un asombroso porcentaje del calor generado desde los años 1970 en el marco del calentamiento climático (el 93%) fue absorbido por los océanos, que actúan como un amortiguador del cambio climático, pero esto tiene un precio. Nos hemos quedado atónitos ante la escala y la magnitud de los efectos operados por el calentamiento oceánico sobre ecosistemas enteros, como indica claramente este informe”, nos externa Dan Laffoley, Vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, y uno de los autores del informe.

El informe también no hace ver que el calentamiento oceánico está provocando el aumento de enfermedades en las poblaciones de flora, fauna y población humana, ya que los agentes patógenos se extienden fácilmente en aguas más cálidas, incluyendo los microorganismos que provocan enfermedades como el cólera y las floraciones de algas nocivas que causan enfermedades neurológicas como la ciguatera.

El aumento de temperatura en los océanos afecta los patrones climáticos, causando efectos en cadena sobre las poblaciones humanas. La cantidad de huracanes graves ha aumentado alrededor del 25-30% cada vez que aumenta un grado de calentamiento global. También se ha registrado un aumento de precipitaciones en las latitudes medias y las zonas monzónicas, y menos cantidad de lluvia en las regiones subtropicales. Dicho cambio tendrá efecto en el rendimiento de las cosechas en importantes zonas donde se producen alimentos, como Norteamérica y la India, según dicho informe.

Los océanos y sus ecosistemas nos protegen contra los catastróficos efectos del cambio climático, al absorber grandes cantidades de dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero, y nos protegen contra las tormentas y la erosión, pero esto tiende a reducirse debido al calentamiento oceánico, señala el informe.

El informe nos invita, entre otras cosas, reconocer el grave peligro que representa el calentamiento oceánico sobre los ecosistemas marinos y los beneficios que dichos ecosistemas proporcionan a las poblaciones humanas, aumentar las áreas marinas protegidas, proporcionar protección jurídica al alta mar, valorar con la seriedad que se requiere los riesgos sociales y económicos relacionados con el calentamiento oceánico y reducir de forma inmediata las emisiones de gases de efecto invernadero.

Fuente: UICN

Deja un comentario